jueves, 16 de octubre de 2008

Religion & Sociedad



La profanación del nombre de Dios, las injusticias de la Iglesia frente a problemas sociales de pobreza y los conflictos internos, son temas de actualidad y mencionas en el video.

El utilizar el nombre de Dios y todo lo relacionado con el, es un acto “impuro” y no deseoso del “señor”. La religión no debe tener un doble propósito con sus enseñanzas ni debe convertirse en una organización con un fin lucrativo.

La pobreza es muy notoria en nuestros días, y también en el pasado. La iglesia y muchas otras organizaciones religiosas, promulgan a la ayuda de estas personas, a acabar con esta injusticia, pero con tanta riqueza que las mismas iglesias tienen, no aportan ni ayudan a acabar con esta causa. La iglesia solo predica y no aplica.


0 comentarios: